Desde la AMPA del IES Fuente Roniel realizamos el pasado 14 de diiciembre un cine forum, a través de la película “El milagro de Anna Sullivan”, dirigida por  Arthur Penn  e interpretada por Peggy Burke, Inga Swenson y Anne Bancroft (Oscar a la Mejor Actriz en 1962). Educar en el esfuerzo es una asignatura pendiente en nuestros días y la película se presta a un amplio debate sobre la necesidad de armonizar exigencia, comprensión y disciplina. Los objetivos que hemos perseguido con esta actividad son:
- Enseñar la necesidad de afrontar la situación.
- Promover estilos educativos adecuados.
- Concienciar de la necesidad de una comunicación fluida entre padres e hijos.
-  Sensibilizar a profesores, padres y alumnos sobre la importancia de la integración social y el respeto a las diferencias.

 

La película nos ha permitido reflexionar sobre distintos temas como los tipos de comunicación entre padres e hijos, la importancia del diálogo, los estilos educativos de padres, la disciplina, las normas, el miedo a lo desconocido, la empatía, las relaciones alumnado, profesorado, padres y las familias colaboradoras/no colaboradoras.

Algunos diálogos para la reflexión:
Estando en la cabaña, la niña no ha tomado aún el desayuno porque Anna Sullivan considera que debe vestirse primero y luego desayunar. Ante esta escena,  el padre de Helen pregunta a Anne “¿Es que no quiere usted a la niña?” Y ella le responde “¿Y usted?”

Los padres de Hellen tienen compasión por la niña y le permiten hacer todo lo que le venga en gana, ante ello  Anne Sulivan les pregunta: “¿Dé qué le va a servir la compasión cuando a usted le cubra la tierra?”

La valoración de las familias asistentes ha sido muy positiva, educar a través del cine potencia la empatía y ayuda en la sensibilización hacia temas de interés social. Concluimos que ningún niño puede crecer  ni aprender sin normas y estas no están reñidas con el amor y el cariño, el esfuerzo es necesario para que los niños saquen a flote todo  su potencial y todas sus posibilidades, la compasión es un grave error.

“Esta mañana Helen se levantó como una hada radiante. Ha volado de objeto en objeto, preguntando el nombre de todo y besándome de pura satisfacción. Anoche, cuando me acosté, se acurrucó contra mí sin que yo se lo pidiera y me besó por primera vez, y creí que mi corazón estallaría, tan colmado estaba de alegría.”
Anna Sullivan, Carta del 5 de abril de 1887

Acceso

¿Quién está en línea?

Hay 8 invitados y ningún miembro en línea